Archivo de la categoría: Internacional-Campañas

Por un 8 de Marzo de lucha en las calles

8 de marzo, Día internacional de la mujer trabajadora

Precarizadas en el trabajo, acosadas en la calle, maltratadas en el hogar…

Porque la crisis continúa y no espera investidura.

A las calles por nuestros derechos junto a los trabajadores y la juventud

Las elecciones del pasado 20D dejaron un escenario político altamente inestable e inédito en democracia desde la Transición de 1978. Por primera vez en casi 40 años el próximo gobierno y la gobernabilidad no está garantizada por los pactos y alianzas del bipartidismo español. Al mismo tiempo asistimos al juego de postureo para las cámaras que ofrecen todos los partidos siguiendo al pie de la letra el protocolo institucional para intentar pactar, negociar y salvar la situación y su pellejo sacando la mejor tajada posible.

Mientras tanto la crisis económica no se detiene y la situación cotidiana de la inmensa mayoría de los españoles permanece cruel y dura. Mientras los políticos patronales, se sacan fotos y pactan una salida por arriba, la represión del Estado posfranquista encarcela a los titiriteros de Madrid y coarta la libertad de expresión. Mientras tanto se sigue destapando la cloaca de la corrupción del PP y su financiación ilegal a costa del erario público.

Como reflejo del avance de la crisis económica y de las políticas austericidas de recortes impulsadas por el PP y el PSOE es que la situación de las mujeres se ve empeorada. Y de esta situación son tan responsables como cómplices el PP y el PSOE, que se han turnado en el poder por 40 años y al día de hoy la situación de las mujeres en poco o nada ha mejorado.

Por el contrario, en este marco de crisis las mujeres la pagamos doblemente y cientos de ejemplos nos horrorizan y nos confirman la situación de violencia, opresión y explotación a la que estamos sometidas cotidianamente las mujeres.

Nos cuesta más conseguir un curro y si lo conseguimos nuestro salario es inferior al de los compañeros varones y nuestras condiciones laborales mucho más precarias. Todas sabemos que la mayoría de las mujeres que sufren maltrato no denuncian los hechos por temor a recibir represalia de su maltratador o porque descreen del sistema de protección que se les pueda brindar. Órdenes de alejamiento que no se cumplen, penas leves o permisos de salida a maltratadores y violadores que cuando salen vuelven a maltratar, violar o matar. A las más de 50 mujeres que mueren anualmente por violencia machista ya se les suman 11 víctimas más en lo que va del 2016. Un horror, un escándalo y toda una muestra de la realidad de opresión a la que diariamente estamos sometidas las mujeres en todo el territorio del Estado.

Pero esta situación tiene sus responsables: el gobierno Central y los distintos gobiernos autonómicos sean del color que sean que vienen permitiendo y permiten que esto suceda. Y esto ocurre porque el Estado es patriarcal y sus instituciones, como la Justicia y la Policía, las que supuestamente deben garantizar la “protección” a las mujeres, también lo son.

Organicémonos y movilicémonos por nuestros derechos

Ante la realidad que vivimos y sufrimos las mujeres, desde Las Rojas creemos que el movimiento de mujeres tiene que movilizarse. Y junto a los trabajadores tenemos que tomar en nuestras manos y llevar adelante de manera independiente una implacable lucha por nuestros derechos sumando iniciativas y poniendo el cuerpo en las calles, porque la única forma de acabar con la violencia y la explotación hacia las mujeres es poniendo en pie un gran movimiento de mujeres que salga a las calles a enfrentarse a la justicia y a los gobiernos patriarcales.

Que los femicidios no queden impunes y caigan en el olvido como simples datos estadísticos, que las órdenes de alejamiento para los maltratadores se cumplan, que los violadores se pudran en la cárcel, que las mujeres podamos contar con trabajo y vivienda para no depender económicamente del maltratador será consecuencia de la lucha. Porque la pelea por nuestros derechos es lo que le da vida y fortalece al movimiento de mujeres y sacándolo a las calles es cuando la lucha contra el patriarcado se hace carne.

Así lo demostramos contra Fachardón que tuvo que dimitir y dar marcha atrás en su intento de reforma de la ley de plazos, pero la posterior reforma del aborto impulsada por el PP que obliga a las menores de 16 años a contar con el consentimiento de sus padre para abortar, demuestra que ninguna conquista ni derecho están ganados para siempre y que para garantizarlos e ir por más hay que organizarse y salir a pelear.

Seguramente muchos compañeros tendrán la esperanza en que un “gobierno del cambio” con Podemos y el PSOE pueda solucionar las cosas. Por nuestra parte consideramos que el mismo se enfrentaría a graves limitaciones dentro del marco del régimen del 78 y la UE, además de decir que un gobierno con los ajustadores del PSOE no puede significar una salida de fondo. En todo caso, ya sea bajo un gobierno del cambio o uno del PP, de lo que se trata es de ir construyendo desde abajo la resistencia a los planes de ajuste y austeridad y una salida desde los intereses y necesidades de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

 Por esto es que la perspectiva puramente parlamentaria, institucional, no puede ser una cuestión de fondo para los problemas de los trabajadores y el pueblo español. En la situación actual, no se trata de plantear la “lealtad institucional”, sino de hacer saltar por los aires las podridas instituciones del régimen del 78 irrumpiendo con la movilización social, para tirar abajo todas las políticas anti-sociales, ya sea el PP o un “gobierno de cambio” el que las lleve adelante.

*Ni una menos. Basta de femicidios y violencia hacia las mujeres.

*Que el Estado garantice la protección y la independencia económica de las mujeres maltratadas con trabajo estable y vivienda para no depender del maltratador.

*Igual trabajo=igual salario

*Aborto libre, legal, seguro y gratuito.

*Desmantelamiento de las redes de trata para la explotación sexual.
Sin Estado proxeneta no hay trata.

*Separación de la Iglesia y del Estado.

*Por un Movimiento de mujeres que luche en las calles por sus derechos.

Las Rojas – Estado español

                         lasrojasesp@yahoo.es

 

Anuncios

Costa Rica – Pongamos en pie una campaña internacional por la Libertad de Orlando Barrantes

El Estado burgués costarricense, manejado por el Partido Acción Ciudadana (PAC), está dando cada vez más pruebas de su carácter represivo y anti obrero con ataques hacia los movimientos sociales, la militancia de izquierda y el activismo.

Son muestra de esto diversos procesos judiciales y condenas llevadas a cabo contra activistas, por ejemplo los del 8 de noviembre que defendían la Seguridad Social, la condena a Paulina Briones por protestar contra la transnacional holandesa APT Terminals, la penalización con cárcel a Orlando Barrantes, dirigente de trabajadores y trabajadoras de las bananeras, y más recientemente la inacción ante el despido de 70 trabajadores de la piñeraAgromonte, quienes son dirigentes de la seccional del sindicato UNT, los cuales llevaron adelante una huelga por la defensa de sus salarios hace unos meses.

Ataques marcados contra el empleo público, el desalojo de las familias campesinas de Palmar Sur, las manifestaciones de la derecha neoliberal por el cierre de instituciones del Estado como RECOPE, la reciente aprobación de salarios sin pluses para los nuevos trabajadores del ICE, los ataques a la autonomía y territorios indígenas como en Salitre, etc.

Hay una polarización cada vez más marcada en el país, entre propietarios y no propietarios, entre políticos/empresarios y trabajadores, dinámica en la cual el gobierno del “progresismo sin progreso” quiere desmarcarse queriendo aparentar que no tiene nada que ver.

Sin embargo, el gobierno tiene todo que ver, pues ha empezado a poner a los sectores explotados y oprimidos contra sí mismos, escondiendo que la crisis fiscal, la corrupción y el desempleo son causados por los empresarios, burgueses y altos jerarcas de este país.

El gobierno del PAC quiere un país sumiso, que no proteste, para poder aplicar todos los proyectos de ajuste contra los salarios, contra las pensiones y otras conquistas que la clase trabajadora ha logrado arrancarle al Estado, justamente en las calles. Por eso es que lleva a cabo una política de amedrentamiento a la militancia de izquierda y activistas, apoyándose en la legalidad burguesa.

Lo de Orlando Barrantes hay que ubicarlo en este contexto, dentro del cual el gobierno del PAC está teniendo un papel de central importancia al ser el gobierno que está aplicando el juste.

Se debe exigir un alto a la represión y a la criminalización de la protesta social, nuestra principal arma para luchar por nuestros derechos. Por eso desde la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie planteamos la necesidad de poner en pie una campaña internacional para exigirle al gobierno del PAC que ponga inmediatamente en libertad al compañero Orlando.

Corriente Internacional Socialismo o Barbarie