Archivo de la categoría: 8M

Jornada Internacional por el 8 de Marzo en Europa

Hoy, como todos los 8 de Marzo, las mujeres salimos a tomar las calles para reivindicar nuestros derechos.

En el Estado español constituye un reclamo muy sentido no sólo debido a los últimos acontecimientos de los cuales fuimos testigos en el último año, sino también para vibrar en sintonía con todo el movimiento de mujeres en el mundo.

No se trata de una fecha más en nuestra agenda, sino de la segunda convocatoria mundial de mujeres a nivel de todo el globo en donde nos encontraremos en calles para hacernos escuchar y levantar nuestras voces contra la violencia estructural de la que somos objeto día a día.

En lo que va del 2018 se han registrado cerca de 10 femicidios en el Estado español. Se ha dejado bien en claro que la justicia patriarcal protege a los abusadores. Así fue en los escandalosos casos de la violación colectiva en los sanfermines por parte de La Manada, el femicidio de Diana Quer y la persecución judicial de la que todavía es objeto Juana Rivas, en una lucha constante por la custodia de sus pequeños.

Se trata de casos que no han pasado desapercibidos, sino que constituyeron una clara muestra del  direccionamiento de las voluntades políticas para hacer justicia por las mujeres y de constatar una vez más que para estos organismos las vidas de las mujeres valen muy poco.

En este marco, el debate central dentro del movimiento en Europa en general, pero en España en particular, gira en torno a la regularización de la explotación sexual o su abolición. Partiendo aguas entre dos tendencias que se disputan la hegemonía del movimiento: Las Rad Fem (Feministas radicales abolicionistas) y las Trans Fem (Feministas por el regulacionismo)

Sin embargo esta división no es muy clara incluso dentro de la vanguardia del movimiento. Sí que podemos dar cuenta que la corriente Trans Fem constituye lo que vendría a ser el sentido común del feminismo en Europa. Ya en Francia lo pudimos constatar bajo el fenómeno al que dio lugar la campaña “balance ton porc” (delta a tu cerdo), la cual manifestó un discurso en contrapartida, pretendiendo el derecho de las mujeres a importunar a los hombres. Discurso que fue asimismo ampliamente repudiado, no solamente por las intelectuales sino por sectores incluso del reformismo francés. Sin embargo, estos fenómenos dan cuenta que efectivamente al feminismo en Europa le queda difícil no quedar pegado a posiciones de derecha  si sigue alimentando el sentido común.

Así sucede también con las posturas que defienden que las mujeres tendrían “derecho” a vender su cuerpo si así lo desearan. En el reino de la voluntad individual no se pone en cuestión al Estado que provee y que se enriquece a través de este intercambio comercial a costa de la venta del consentimiento sexual de cientos de miles de mujeres empobrecidas que son “exportadas” al Primer Mundo, cual carne fresca para sus consumidores masculinos. No se pone en cuestión el privilegio que representa acceder y poseer el cuerpo de las mujeres ni mucho menos la ideología que valida y legitima dichos intercambios en representación del feminismo.

Es así como desde Las Rojas, en la estructura universitaria que nos encontramos interviniendo, hemos podido constatar que este discurso TransFem está completamente asumido pero a su vez vaciado de contenido. Apela políticamente desde lemas generales sin profundizar en ningún debate, análisis o profundidad de la lucha específica de las mujeres dentro de la lucha de clases. Al contrario, es una lucha que al no estar atada a ningún fin en particular constituye una revolución en soledad, a la que nadie se ve interpelado a participar. En resumen, una involución en la posibilidad de formar contingentes activos y organizados que den una pelea constante ante cada injusticia propiciada por el conjunto de relaciones patriarcales.

Desde Las Rojas hemos insistido, por lo tanto, en la necesidad de llenar de contenido dicha jornada abriendo espacios de debate con compañeros y compañeras para debatir sobre teoría Queer y feminismo. Y también hemos abordado el tema de la prostitución, acercando entre los materiales un video de la intervención de Alika Kinan en la Facultad de Trabajo Social en Buenos Aires,  abriendo con esto riquísimos espacios de reflexión de análisis y debate para salir con plena consciencia a tomar las calles este día histórico.

Durante la jornada se han acercado a nuestra mesa ávidos estudiantes de diferentes carreras expectantes de conocer más sobre feminismo y de cómo hacerse parte de esta pelea.

Junto con ellos hemos salido a cortar la avenida Diagonal en zona universitaria y posteriormente hacia la concentración que tuvo lugar en Plaza Catalunya.

Las mujeres, asimismo, elaboraron enormes estructuras con forma de vagina, cantos y pancartas en donde exigían respeto para circular en el espacio público, basta de femicidios y de impunidad para los violentos.

Un grupo de mujeres se concentró en Passeig de Gracia  frente del local de Zara en donde miles de mujeres denunciaban la precarización de la que son objeto las trabajadoras de la multinacional del magnate Amancio Ortega al grito de: ¡Amancio cabrón, machista, explotador! Se vieron desfilar también muchas banderas republicanas y otros que aprovecharon la ocasión para manifestarse por la libertad de los presos políticos en Cataluña.

Pero las mujeres sabemos que por encima de los juegos de poder, los estatutos y las fechas de investidura, las mujeres siguen siendo violentadas, siguen muriendo y sus derechos se siguen violentando y que el Estado es el primer responsable de esa cadena de eslabones.

Sabemos que la más alta expresión de la feminización de la pobreza es la prostitución y no confiamos en ningún organismo del Estado que quiera parecer progresista regulándola. Sabemos y responsabilizamos a la gestión de Ada Colau por la explotación de cientos de mujeres que son ofertadas para el más grande evento del mundo de la tecnología que se celebra cada año en Barcelona, el Mobile Worl Congress. La semana precedente se organizaron pegatinas con la leyenda  “executius de dia puters de nit” (ejecutivos de día puteros de noche).

No confiamos en Rajoy ni en el PP ni en Ciutadans, que han hecho gala de su infinita ignorancia sobre el tema y que han sido ridiculizados masivamente en las redes sociales y con mucha razón.

Aquí estaremos las mujeres en pie de lucha, organizándonos, debatiendo, disputándonos en cada asamblea la posibilidad de dirigir nuevas luchas para acabar con este mundo de opresión e injusticia. Los y las estudiantes, docentes, las mujeres migrantes, los trabajadores precarios y minorías sexuales estaremos mejor preparados para un nuevo encuentro en las calles apoyando la causa de las mujeres, señalando su importancia sin perder jamás de vista quiénes son en esta pelea nuestros aliados y quiénes nuestros enemigos.

Por un 8 de Marzo mundial que acumule la indignación de los sectores explotados.

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres!

Viva la lucha de los trabajadores!

Viva la lucha de las mujeres!

Las Rojas Estado español

8m-paris

8M en París

En París, a pesar de la lluvia fría y persistente, la movilización del 8 de Marzo recorrió las calles. Es impresionante el cambio de generación con respecto a las marchas de años anteriores. La gran mayoría de las manifestantes eran mujeres jóvenes, algunas de menos de 16 años. ¡El combate futuro está asegurado!

Es que el movimiento #Metoo / #Balancetonporc ha puesto en la actualidad francesa la epidemia de violencias que sufren las mujeres. Ya se sabía que había más de 80.000 violaciones anuales desde hace décadas. Pero en los últimos años, en la generación “mileniales”, el fácil acceso a la pornografía ha provocado que las violencias sexuales entre iguales comiencen más temprano. También la precariedad y la falta de empleos han provocado violencias y prostitución en los barrios, donde delincuentes proxenetas explotan jovencitas, aprovechando el auge de internet y del consumo de pornografía. Además, el miedo a perder el empleo facilita a los patrones a atacar sexualmente a cualquier empleada. Y ni hablemos de la violencia familiar, conyugal, en el círculo de amigos, producto también de esta sociedad capitalista imperialista inhumana.

Pero la lucha de las mujeres en Francia y en todo el mundo es ya un hecho histórico.  Además, es un movimiento general difícil de controlar por los aparatos de siempre, burocracias sindicales e instituciones gubernamentales, por eso quizás es tan dinámico.

En París, la movilización fue muy animada, con consignas combativas. Hubo importantes cortejos de grupos auto organizados como la “Asamblea Metoo” y las latinoamericanas de “Alerta feminista” con la única batucada feminista presente, las “guarichas”, con sus banderolas en español que copiaban las consignas de la experiencia argentina del #NiUnaMenos. Había multitud de mujeres con pancartas exigiendo justicia, asociación contra el maltrato ginecológico, en solidaridad con Afrin y Palestina, por igualdad salarial, etc.

Los sindicatos trajeron enormes globos y camiones con aparatos de sonido, pero con escasa  movilización y tampoco garantizaron la huelga. Como siempre, lo de ellos es pura declaración para aparecer como feministas pero nada de movilizar realmente. Por el contrario, hubo huelga efectiva en algunos sectores donde las bases lograron parar, como en la educación pública.

Las mujeres también denunciaron las falsas promesas de Macron, que ahora dice que sancionará, a partir de 2022, a las empresas con más de cincuenta empleados donde haya diferencias “injustificadas” en los salarios entre hombres y mujeres. Las mujeres también exigieron recursos para los servicios que se necesitan para ayudar a las víctimas de violencia. El gobierno es responsable de la violencia contra las mujeres ¡El ejemplo concreto es que tienen dos ministros acusados de violación!

Flora Kessler, SoB-Les Femmes Rouges

Anuncios