Ni el padre ni el hijo, abajo la monarquía

por Carla Tog

Después del anuncio de abdicación de Juan Carlos I, cientos de miles salieron a las calles en el Estado español demandando el fin de la monarquía y quedó instalado el debate sobre la celebración de un referéndum: ¿monarquía o república?

Lo cierto es que la abdicación del Borbón, más allá de los casos de corrupción vinculados a la casa real, del lujo y la ostentación inherentes a la realeza y la matanza de elefantes, es un reflejo directo de la continuidad de la crisis económica y política que vive el país desde hace años.

En medio de esa crisis, el traspaso de la corona del padre al hijo es una jugada para legitimar la desprestigiada y desgastada institución monárquica. Y, también, para rearmar y fortalecer las fuerzas políticas dominantes ante el pavor que provocó la notable caída electoral sufrida en las últimas elecciones europeas por el bipartidismo del PP y el PSOE, garante del sistema monárquico.

Ahora, en Diputados, se está elaborando la Ley Orgánica de Abdicación (ley que da efectividad a la misma) y las fuerzas políticas se alinearon. Por supuesto el PP, monárquico por definición, votará a favor del recambio por el hijo, Felipe VI, mientras alaba la labor del rey saliente en estos más de 30 años de reinado.

Por su lado el PSOE, golpeado aún por su desastrosa votación en las recientes elecciones europeas, tuvo que salir a exponer la posición oficial por boca del propio Rubalcaba, a punto de abandonar la secretaría general del partido. Es que la abdicación ha provocado (o más bien acentuado) las divisiones internas. Rubalcaba dijo: “el PSOE es un partido de ondas raíces republicanas, pero también fue parte determinante del Consenso de la Transición, lo que dio lugar a la estabilidad y progreso de España hasta el día de hoy; y por esto mismo el consenso no se toca”. Traducido al español: “fuimos republicanos hace un siglo, pero ahora somos tan monárquicos como el PP”. Por eso el PSOE también votaría a favor de la Ley de Abdicación… y desde ya se opone a cualquier referéndum.

Sin embargo, las voces disidentes dentro del PSOE también se pronunciaron y la “disciplina del voto” empieza a jugarse ante las distintas posturas. De hecho, en varias plazas donde se hicieron manifestaciones republicanas, estuvo presente la Juventud Socialista (del PSOE) junto a la reivindicación de referéndum.

Otro sector del PSOE propone comenzar la carrera de reforma de la Constitución en lo que hace al régimen de gobierno. Habrá que ver cómo se dirimen las diferencias internas. Pero se diga lo que se diga, el PSOE oficial apoya descaradamente y sin matices a la monarquía designada por el dictador fascista Franco… como lo viene haciendo desde la “transición”. Al mismo tiempo, ahora viene perdiendo su tradicional clientela electoral de “izquierda”. Es que con la crisis y los ajustes le es ya imposible diferenciarse del PP.

Así, en las elecciones europeas del mes pasado, se fortalecieron listas más a la izquierda –como Podemos e Izquierda Unida– gracias en parte a votos que antes iban al PSOE.[1] Para recuperar votos, un recurso obvio aunque peligroso es sumarse a los reclamos democráticos por el referéndum.

Por su parte, Izquierda Unida –colateral del Partido Comunista Español (PCE)–, en conferencia de prensa de su dirigente Cayo Lara, ha apoyado la convocatoria a un referéndum para que “sea el pueblo el que decida si quiere Monarquía o República” y que “es hora de caminar hacia un proceso constituyente para construir un nuevo proyecto de país”. Llamó también a la movilización de todas las fuerzas que estén a favor de un referéndum.

CCOO y UGT: como siempre, al servicio de Su Majestad

Pero, como dice el viejo refrán, “del dicho al hecho hay un largo trecho”. Si verdaderamente Izquierda Unida y los “disidentes” del PSOE quisieran la movilización de todas las fuerzas a favor de un referéndum, si fuesen consecuentes hasta el final con esa postura, deberían comenzar por exigirlo a los dirigentes de CCOO (Comisiones Obreras) y de UGT (Unión General de Trabajadores), con los que siguen manteniendo estrechas relaciones. ¡Que llamen a una huelga general para echar a los Borbones e iniciar el “proceso constituyente”!

Pero resulta que los burócratas de CCOO y UGT han sido los primeros en ovacionar al rey saliente y al hijo en camino. Las declaraciones de estos “dirigentes obreros” son tan monárquicas como las de los lacayos del Partido Popular.

Un pronunciamiento de CCOO exalta “el reconocimiento de la figura del Rey Juan Carlos en la consolidación del sistema democrático”.[2] La UGT no se queda atrás: “El Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha manifestado que «más allá de lo que haya podido ocurrir en los últimos años, el balance de la aportación del Rey a la consolidación de la democracia en nuestro país es muy positivo».”[3]

DATA_ART_2262039
Concentración en la plaza del Sol, Madrid, el 2 de Junio.

Por una asamblea constituyente revolucionaria. Por una república federal y socialista

Estamos a favor de todo aquello que ayude a movilizarnos para derribar la podrida monarquía de los borbones, herencia de la dictadura fascista de Franco. Por ese motivo, llamamos a impulsar y participar masivamente en las movilizaciones republicanas que exigen referéndum. ¡Sólo la fuerza de la movilización en las calles podrá imponer ésa u otras medidas!

Al mismo tiempo advertimos que para lograrlo no debemos confiar en los canales institucionales, que son un callejón sin salida. Y, que además, los problemas de los trabajadores, de los sectores populares y de las nacionalidades están poniendo en cuestión no sólo lo de la monarquía. La caída de la monarquía difícilmente se logrará por maniobras parlamentarias. Exigirá una amplia movilización de las masas trabajadoras y populares, que podría ser de alcances revolucionarios.

Es que inevitablemente, una movilización semejante pondría en cuestión no sólo la jefatura del estado, sino los planes de austeridad, hambre y desempleo que el régimen aplica, siguiendo el libreto dictado por la UE. Más ampliamente: estarían en peligro los intereses, la propiedad y las ganancias de los capitalistas y de sus agentes en los Parlamentos. Y también, por supuesto, se podrían al rojo las cuestiones nacionales de Catalunya, Euzkadi, etc. Por eso quieren efectuar a toda velocidad y sin discusiones el traspaso de la corona del padre al hijo.

Es que sobre el tapete no está sólo la cuestión de la monarquía. Por ese motivo, también un amplio sector de los que apoyan la asunción de Felipe (como el PSOE), habla de abrir un “proceso constituyente”… lo que, por descontado, en su proyecto, no implicaría cambios de fondo, sino retoques discutidos por arriba para garantizar esencialmente la continuidad… entre otras cosas, de la misma monarquía… Por eso toman como modelo de su “proceso constituyente” el fraude de la “transición” post-franquista y la Constitución de 1978.

Al mismo tiempo, mientras unos se aferran a la continuidad, otros (como ya señalamos) quieren aprovechar electoralmente el vendaval antimonárquico, cuidando que esto no se desmadre. Y que, en última instancia, si se hace inevitable un pasaje de monarquía a república, sólo sea un cambio cosmético, formal, del nombre de reino a república, mientras se sigan garantizando y resguardando el orden y la propiedad. El principal ejemplo de esto (pero no el único), es Izquierda Unida-PCE.

Sólo la fuerza de la movilización en las calles podrá imponer una verdadera refundación del país sobre nuevas bases, donde seamos los trabajadores quienes tomemos las riendas de nuestro destino y podamos pensar, decidir y hacer efectivas nuestras demandas sobre qué país queremos.

El actual estado monárquico es descendiente directo del franquismo. O, más precisamente, es producto de la infame capitulación del PSOE, el Partido Comunista Español y los partidos “nacionalistas” (catalanes, vascos, gallegos, etc.) a la monarquía designada por Franco para sucederlo y al personal político del franquismo que se recicló en lo que hoy es el PP. Ahora, con la crisis y los brutales ajustes se aviva el cuestionamiento a esa monarquía y al régimen.

Más allá de que sea progresivo movilizarse por un referéndum, la situación exige algo mucho más de fondo: una Asamblea Constituyente revolucionaria, donde se discuta no sólo si monarquía o república. Que también se decida si millones de trabajadores seguiremos siendo esclavos de un puñado de bandidos empresarios y banqueros, si se continuará acatando los Diktaks de la UE imperialista o romperemos con ella. Lo mismo en relación a los reclamos nacionales de Catalunya, Euzkadi, etc.

La catástrofe de España se da en el marco del desastre de una Unión Europea, que sólo es un frente único de los patrones de Europa dirigidos por el imperialismo alemán. La única salida realista es la unidad de los trabajadores de toda la región, tanto los del actual Estado español como los de Portugal, Grecia, para combatir contra los distintos gobiernos y el sometimiento a la UE.

En esa perspectiva revolucionaria, sostenemos como salida de fondo, la libre asociación de nuestros pueblos en una República obrera, federal y socialista.

1.- Ver análisis de las elecciones europeas en www.socialismo-o-barbarie.org

2.- “CCOO ante la abdicación del Rey Juan Carlos”, declaración 02/06/2014, sitio web CCOO.

3.- “Declaraciones de Cándido Méndez”, secretario general UGT, 02/06/2014, sitio web UGT.

Anuncios

Gestamp, Histórica lucha contra el Gobierno, la patronal y la burocracia. Solidaridad con la lucha de los trabajadores de Gestamp-Argentina

Histórica lucha contra el Gobierno, la patronal y la burocracia

Solidaridad con la lucha de los trabajadores de Gestamp-Argentina

Descárgate aquí y difunde el pdf

 Durante varias semanas, los trabajadores de Gestamp, fábrica española ubicada en Argentina de componentes para la industria automotriz, están luchando contra el despido discriminatorio de 69 compañeros. Tras realizar huelgas, cortes de carreteras, movilizaciones al Ministerio de Trabajo y otras actividades con el fin de conseguir la reincorporación de todos los despedidos, los compañeros decidieron ocupar la fábrica, y nueve de ellos entraron por la fuerza tras un forcejeo con la policía (que llevaba semanas dentro de la fábrica imponiendo un clima de dictadura sobre los trabajadores) y se subieron al puente grúa, de 20 metros de altura. Allí se quedaron.

 Esta lucha, al principio ignorada por los medios de comunicación, ha ido ganando cada vez más espacio en la política nacional: fue capaz de bloquear la producción en las fábricas de automóviles más importantes del país (Volkswagen , Ford, PSA) que tuvieron que dejar de trabajar frente a la falta de piezas aportadas por Gestamp .

La determinación de los compañeros, junto al enorme apoyo y solidaridad de partidos y organizaciones de izquierda, trabajadores y el movimiento estudiantil que mantuvo piquetes y acampadas en la puerta de la fábrica, ha obligado al gobierno a intervenir: la presidenta Cristina Kirchner decía en los medios que “en la Argentina no hay explotación”, y que algunos dirigentes queiren reproducir “la toma del Palacio de invierno”. Se trata de un ataque directo contra la izquierda, que tiene una influencia central en la lucha, ya que el delegado de los trabajadores, Damian Calci, es militante del Nuevo MAS, organización hermana en Argentina dentro de la corriente internacional Socialismo o Barbarie.

Debido a la magnitud que fue tomando el conflicto, el gobierno se ha visto obligado a dictar una “conciliación obligatoria”, herramienta legal que consiste en llamar a las partes a negociar, y que en esta ocasión es con los despedidos trabajando dentro de la fábrica mientras duran las negociaciones. Esto se vivió como una victoria para los trabajadores, puesto que todos los despedidos regresarían a la planta y podrían así seguir construyendo una mejor resistencia. Sin embargo, la lucha continúa, la patronal no acató la conciliación obligatoria impidiendo, el lunes 2 de junio cuando ésta debía empezar, la entrada a la planta a todos los trabajadores con el argumento de que se estaban “limpiando” las instalaciones, y cerrando así la fábrica.

 La lucha de Gestamp es ya una lucha histórica. En primer lugar porque es una lucha que golpea el corazón de la industria argentina, la industria automotriz, en momentos en que el gobierno y los empresarios, contando con la inestimable complicidad de la podrida burocracia sindical, quieren que los trabajadores paguen el costo de la crisis. Por otro lado debido a que es una expresión del desarrollo y avance de la izquierda independiente en los sindicatos, que va ganando posiciones en la perspectiva de la construcción de un proyecto sindical y político opuesto al de la burocracia sindical tradicional que ha amenazado con expulsar a compañeros del sindicato.

Desde Socialismo o Barbarie Estado Español hacemos un llamado a todas las organizaciones de la izquierda revolucionaria a solidarizarse con esta lucha que apenas comienza.

Reproducimos a continuación dos vídeos (la salida de los trabajadores que ocuparon el puente grúa después de la obtención de la conciliación obligatoria y las canciones de los trabajadores en el reconocimiento al su delegado, firme hasta el final), las imágenes y los artículos de la prensa que reflejan la trascendencia del conflicto nacional y el peso de la izquierda. Por último, enlazamos la editorial del nº 290 de Socialismo o Barbarie, semanal del Nuevo MAS, que se centra en la lucha de Gestamp.

Los trabajadores que ocupaban el puente grúa después de la conciliación obligatoria

 

Trabajadores apoyan a su delegado Damian Calci, un ejemplo de principios y de lucha, el único que no se vendió y que estuvo al lado de todos los compañeros hasta el final, demostrando que no todo se vende y se compra con dinero y que la clase obrera tiene principios que van más allá de los intereses personales. “Delegado, Delegado, Delegado de verdad, te comieron la cabeza y no te pudieron quebrar”

 

[Diario Clarín de Argentina ] Gestamp y el avance de los desobedientes

“La foto que quedó estampada es la de una pulseada ganada gracias a nueve obreros que permanecieron cuatro días en un puente grúa, a 20 metros de altura. En esa fábrica, la comisión interna está integrada por expresiones de izquierda independiente y también del PTS y del Nuevo MAS”

http://www.clarin.com/politica/Mundo-gremial_0_1149485067.html

 

[Diario La Nación de Argentina] La presidenta se refirió a la toma de la autopartista Gestamp

“Las fuentes de trabajo no se defienden tomando fábricas”, criticó Cristina y apuntó contra los sectores de izquierda que apoyaban la huelga y se enfrentaron a la cúpula sindical, que dirige Pignanelli, hombre cercano al Gobierno.”

http://www.lanacion.com.ar/1696271-en-rio-gallegos-cristina-kirchner-se-muestra-otra-vez-con-daniel-peralta

[Semanario Socialismo o Barbarie, Argentina] ¡Viva la heroica lucha de Gestamp!

“En estos momentos se está desarrollando una batalla crucial en el seno del movimiento obrero industrial contra los despidos y las suspensiones.

Aunque los grandes medios de comunicación hayan montado un cerco informativo para aislar la heroica lucha de los compañeros de Gestamp, la misma está en la mira del gobierno, la burocracia del Smata y la patronal, mancomunados en tratar de quebrarla.

La histórica lucha que los obreros de Gestamp están llevando a cabo en estos momentos, sin ninguna duda una de las más importantes dadas por un sector de la clase obrera industrial en la ultima década, necesita de todo el apoyo del activismo obrero y de la izquierda para poder ganar.”

http://www.mas.org.ar/?p=1691

 

clip_image002

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estado Español