Ni un minuto de tregua a Trump

Por corresponsal, Nueva York 13/01/17

A una semana de la asunción de Trump, cientos se movilizan en defensa del acceso a la salud

Cientos de trabajadores, activistas y jóvenes se movilizaron hoy a la esquina de la lujosa Trump Tower de la exclusiva 5ta Avenida neoyorquina donde se encontraba el presidente electo, para protestar contra su reaccionario intento de eliminar sin mediación ni plan alternativo el sistema de salud “accesible” puesto en pie durante el gobierno de Obama, lo que significaría dejar a millones de trabajadores, migrantes y jóvenes sin ningún tipo de cobertura médica.

El Partido Republicano ostenta actualmente la mayoría en ambas cámaras y Trump ya ha demostrado su capacidad para orientar la votación de sus legisladores, por lo que no tendría mayores problemas administrativos para hacer pasar su ley. Sin embargo, tal como se vio al día siguiente de su asunción y en los ‘walk outs’ estudiantiles para convertir las universidades en ‘santuarios’ para inmigrantes (que se logró en Nueva York y otras ciudades), su agenda de ataque a los explotados y oprimidos no va a pasar sin resistencias.

Cantando “healthcare is a human right, their fight is our fight” (la salud es un derecho humano, su lucha es nuestra lucha) unas 200 personas se congregaron en la 5ta Avenida en lo que se está convirtiendo en una suerte de maratón de protestas de cara a la asunción de Donald Trump el 20 de Enero. Estudiantes, trabajadores, inmigrantes y activistas se dieron cita ante la visita del presidente electo a Nueva York, estaban representados el sindicato de enfermeras, metalúrgicos y trabajadores químicos de la empresa Momentive, en huelga por condiciones salariales, entre otros.

En EE UU la protesta social está tan restringida que la gente se manifiesta tras vallados perimetrales establecidos por la policía, ocupando sólo la mitad de la vereda y con constante presencia policial. No obstante esto la moral de la concentración fue creciendo en la medida que más gente se fue acercando y el vallado tuvo que ser ampliado varias veces para contener a los manifestantes.

Tras una media hora de cánticos se hizo un pequeño acto de cierre y la concentración se movilizó al frente de un edificio a menos de una cuadra donde la química Momentive tiene oficinas administrativas. Allí se dio otra concentración, que llegó a tener más de 300 personas,  con centro en la lucha de los trabajadores de esa planta por sus condiciones salariales, entre los que se encuentra el problema de la cobertura médica y donde hubo importantes muestras de solidaridad para con los obreros en lucha.

Luego de las extendidas y radicalizadas protestas al día siguiente de conocerse los resultados electorales, estos nuevos episodios evidencian un malestar generalizado, que se expresa en acciones aún muy de vanguardia, minoritarias, pero que intentan construir una dinámica hacia las manifestaciones del 20 y la Marcha de Mujeres del 21 próximo que prometen ser citas importantes en la lucha contra este nuevo presidente republicano. Hay iniciativa para enfrentar a Trump.