Cobarde provocación a Las Rojas y al movimiento de mujeres

Como parte de la campaña por el 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, Las Rojas elaboramos un folleto que distribuimos en varias facultades de la UB en el cual denunciábamos la situación de violencia, precarización y desprotección a la que estamos sometidas todos los días las mujeres en el estado español y convocábamos a la manifestación que se realizó en plaza Sant Jaume.

Días atrás, compañeros que nos conocen de la facultad de química de la UB encontraron en la biblioteca dentro de un libro de la asignatura de química muy consultado por los alumnos de los primeros años de la carrera nuestro folleto con inscripciones machistas y  fascistas  sustituyendo en la frase: “Día internacional de la mujer trabajadora”, la palabra trabajadora por “folladora”/“ama de casa”. Sin dudarlo los compañeros nos acercaron el folleto y manifestaron su repudio a esta reacción cobarde y provocadora.

                                        Concha lora

Este tipo de acciones machistas, misóginas y patriarcales no hacen más que reafirmar la necesidad de llevar adelante una lucha militante sin cuartel contra toda esta sociedad machista y patriarcal; contra el producto de la misma que se expresa en ataques como el que recibimos, no sólo Las Rojas como organización, sino todas las mujeres.

Y es que las ratas misóginas se incomodan y se mueven en las sombras cuando las mujeres nos movemos también. Como toda rata cobarde cuando el agua llega provocan y se burlan anónimamente. Nosotras decimos, escribimos,  argumentamos y defendemos públicamente  lo que pensamos, no nos escondemos.

Porque si estos fascistas no estaban de acuerdo con lo que decía el folleto podrían haberlo tirado al bote de basura, o romperlo en mil pedazos para sacarse la rabia que les causa que las mujeres nos movamos y no nos callemos. Pero no, las hienas machistas decidieron burlarse de un folleto que entre otras barbaridades se refería a las muertas por violencia de género, como Alicia, la pequeña de un año que fue arrojada por la ventana por la pareja de su madre al ser sorprendido abusando de la niña. Estas gallinas decidieron dejarlo ahí, expuesto pero sin dar la cara, para que alguno “por casualidad” se lo encontrase por allí. Todo esto por supuesto, con las debidas disculpas a las ratas, hienas y gallinas.

Este tipo de reacciones confirman también que la acción política que estamos llevando adelante tiene efectos bien concretos: a los fachas y a los machos se le ponen los pelos de punta cuando las mujeres luchamos. Se les ponen los pelos de punta cuando decenas de miles de mujeres gritamos «¡Ni Una Menos!» en las calles, cuando  nos organizamos para impedir que los misóginos hagan sus reuniones, cuando rechazamos el destino impuesto de ser madres, amas de casa, servidoras del hombre, cuando decidimos con quién, cuando, con cuántos y cómo follar. A los fachas y a los machos se les ponen los pelos de punta cuando las mujeres nos ponemos en movimiento y repartimos folletos, pintamos pancartas, discutimos y nos movilizamos junto a todos aquellos que no soportan esta sociedad en descomposición y que están determinados a tirarla abajo.

Y sabemos que en esto no estamos solas. No sólo contamos con el apoyo de nuestra Corriente y el de otras organizaciones que ya nos han manifestado su solidaridad sino también con el de miles y miles que no soportan estas actitudes machistas, violentas y patriarcales.

Ninguna provocación nos frenará en nuestras convicciones y en nuestra actividad. Seguiremos poniendo los pelos de punta de los fachas y a los machos, seguiremos organizándonos, luchando, debatiendo y formándonos. Seguiremos tomando el destino en nuestras propias manos.

 Las Rojas-SoB, Barcelona