Comienzan las movilizaciones contra la expulsión de migrantes hacia Turquía

En varias ciudades de Europa comienzan a organizarse manifestaciones contra la deportación  de refugiados,  por el respeto al derecho de asilo.

En Barcelona varios miles de personas desfilaron contra el acuerdo que permite deportar refugiados a Turquía. En varias ciudades europeas, como Calais en Francia,  se han formado desde hace meses comités de apoyo a los inmigrantes, que organizan movilizaciones  en la calle para exigir se respeten los derechos humanos.

A partir  del domingo 20,  los inmigrantes que llegan a Grecia pueden ser expulsados a Turquía gracias al acuerdo entre este país  y la Unión Europea. El canciller alemán, Angela Merkel, dice que nadie será expulsado antes del 4 de abril. Mientras tanto, los inmigrantes siguen llegando a las islas griegas, donde hay muy pocos recursos para ocuparse de ellos. Erdogan, que apoya y arma alosislamistas, va a recibir 3 mil millones de euros para mantener en su territorio a los  refugiados que esa guerra ha provocado.

El analista español, Danilo Albin, declaró que Turquía se va a convertir en un gran campo de concentración de refugiados y recordó que el país no se caracteriza por el respeto a las personas. Cabe destacar que, con la aprobación de la nueva resolución, la UE está violando sus propias leyes y las internacionales sobre refugiados y derechos humanos, afirmó Albin.[1]

Varios organismos de derechos humanos han denunciado el acuerdo de expulsión.  En Europa se ha iniciado por internet una campana de firmas en contra  de esta política inhumana: “En toda Europa, varios colectivos ciudadanos intentan remediar los incuplimientos de nuestros dirigentes. En Calais, en Chios, en Lesbos o en Berlín; en Cologna, en Lampedusa, en Londres tal como en París, o Estocolmo… voluntarios se comprometen concretamente en la acogida de los refugiados. Recolectan ropa y víveres para ellos, les enseñan el idioma, el funcionamiento de las instituciones y de las estructuras del país”. La petición denuncia el acuerdo como un ataque a los derechos humanos, al derecho de asilo, utilizando el  racismo que  la  clase dominante  europea inculca en la población.

Es necesario continuar y masificar las movilizaciones en solidaridad con los refugiados y contra la Europa fortaleza, y todos sus gobiernos antiobreros  y  antipopulares. La lucha de los trabajadores del continente donde se creó la Internacional  y el himno del mismo nombre, puede derrotara las élites europeas que nos explotan, dividen y fomentan guerras.  Desde el NPA (Nuevo Partido Anticapitalista) en Francia luchamos por la apertura de fronteras, por el fin de los retenes donde son encerrados los inmigrantes, por la libertad de circulación y de instalación, por el derecho a la ciudadanía de todos los trabajadores.

 Flora Kessler, SoB Francia

********************

El sábado pasado más de 4 mil personas nos movilizamos en Barcelona a favor de los refugiados y en contra del reciente acuerdo entre la UE y Turquía de “relocalizar”, o sea, expulsar a los migrantes que escapan de la guerra en sus países. Más de cinco cuadras de personas con estas banderas en alto, recorrieron las calles de la Barceloneta bordeando la playa desde Estacio de França. Se hizo notar la rabia en contra de estas políticas que son la única respuesta que tiene la Europa fortaleza para ofrecer a los miles y miles que huyen de la barbarie que los propios gobiernos europeos provocan, impulsan o generan…

Desde la Corriente SoB nos hicimos presentes y marchamos junto a miles responsabilizando tanto a la hipócrita UE como al gobierno de Rajoy y al de la Generalitat, al cual le exigimos que abra las fronteras de Catalunya a todos los que quieran ingresar y que  regularice ya  la situación de los sin papeles, porque ninguna persona es ilegal.

¡Bienvenidos sean los refugiados!

¡Abajo la Europa fortaleza, apertura de fronteras y acogida de todos y todas!

¡Abajo el acuerdo reaccionario entre la UE y Turquía!