Francia – Los burócratas de los sindicatos desbordados por las protestas contra la reforma de la ley del trabajo

Por Flora Kessler, desde París para Socialismo o Barbarie, 08/03/2016

¡Todos a la calle el 9 de marzo!

El gobierno de Hollande continúa sus ataques contra los trabajadores. Ahora intenta hacer pasar un proyecto de reforma de la ley del trabajo, llamado “Ley El Khomri”, que facilita los despidos, reduciendo las indemnizaciones. Además la nueva ley permite el aumento de la jornada laboral y reduce el tiempo de descanso.

Las centrales sindicales burocráticas CGT, SUD, etc. llamaban a una manifestación… el 30 de marzo. O sea… cuando ya fuese tarde para salir a protestar.

Pero hubo una reacción masiva de las bases, primero por las redes sociales. Las organizaciones de estudiantes propusieron la fecha del 9 de marzo para manifestar. Ahora se han sumado al llamado muchos sindicatos de base de la CGT, SUD, FO, de empresas importantes de la metalurgia, comercio, educación, trenes, el Metro de París, etc. Esos sindicatos de base están pasando por encima, de los burócratas traidores de las centrales.

François Hollande afirma que no tocará la semana de 35 horas laborables que establece hasta ahora la legislación laboral. Es verdad… pero al mismo tiempo es un engaño y la perspectiva es todavía peor. Es que, desde ahora, todo sería “negociable” a nivel de empresa, como por ejemplo:

* Horas extras malpagadas;
* Jornadas de 12 horas;
* Semana de trabajo de 60 horas;
* Descanso de menos de 11 horas;
* Trabajo nocturno;
* Sobrexplotación de los jóvenes aprendices…

En virtud de la nueva ley, el acuerdo a nivel de empresas se convertiría en norma, con un único imperativo: asegurar la “competitividad” de las empresas, las ganancias y el “derecho” a despedir trabajadores.

El gobierno “socialista” es represión sindical, austeridad, estado de emergencia, guerras en Medio Oriente y África… y ahora este ataque brutal contra el código de trabajo, que todavía conserva conquistas históricas de la clase obrera francesa!

La movilización del 9 de marzo puede ser un éxito. Incluso los medios hablan mucho del 9M y de los problemas de Hollande y su primer ministro Valls. Tienen miedo, además, de que los estudiantes salgan a enfrentar al gobierno en las calles. Los estudiantes, dijo un ministro preocupado, “son como la pasta de dientes; después de que sale no la puedes meter en el tubo”.

El gobierno teme, además, porque habría un buen paro del transporte, una medida decisiva para golpear a Hollande y garantizar un amplio cese de actividades. ¡Debemos alargar el paro y las movilizaciones de protesta para hacer retroceder el gobierno! Que el 9 de marzo sea el primer paso de una lucha generalizada de los trabajadores y los estudiantes para derrotar al gobierno “socialista” y sus amos patronales.