Encuentro con los trabajadores de Panrico y Coca-cola

20140719_160657

El pasado sábado 19 de julio en Barcelona, junto a otras organizaciones y colectivos, estuvimos presentes en un Encuentro que se realizó con los trabajadores de Coca Cola (que vinieron desde Madrid) y de Panrico (de la planta de Sta. Perpetua de Mogoda), representantes de dos conflictos emblemáticos de la lucha contra los despidos y por la defensa de los puestos de trabajo. En este Encuentro, como en distintas actividades que fueron realizando, se expresaron a modo de balance las opiniones, reflexiones y conclusiones de l@s compañer@s en relación a esta grandiosa experiencia de estos casi nueve meses de lucha ejemplar. Entre las intervenciones que hubo, se plantearon algunas cuestiones que consideramos valiosas e importante señalar, por las que hay que continuar trabajando y por las que apostamos como corriente.

Una de ellas: la imperiosa necesidad de unificar y coordinar todas las luchas en curso. No sólo por los numerosos conflictos abiertos que existen (reciente caso de Alstom por ejemplo), sino también para enfrentar la política cómplice con la patronal y con el gobierno de las direcciones sindicales mayoritarias de CCOO y UGT, que hacen todo lo posible para ocultar, aislar, fragmentar y terminar entregando toda lucha que aparece en escena cada vez que los trabajadores se organizan y pelean cuando les atacan con despidos, cierres de fábricas o rebajas salariales. Por esto mismo es de suma importancia dar pasos en la unificación y coordinación de todas las luchas y conflictos, que son muchos y que hacen frente a los mismos problemas y a los mismos enemigos: la patronal que para imponer sus arbitrariedades cuenta con la inestimable complicidad y colaboración de la burocracia sindical y los Gobiernos, ya sea el de Madrid o el de la Generalitat.

Íntima relación con esto último guarda otra de las cuestiones que los compañeros han señalado más de una vez, el rol de la burocracia. Es decir, el cómo y por qué de la forma de actuar de CCOO y UGT, que no es otra que la de mediar a favor de los intereses de los patrones negociando y pactando por arriba peores condiciones, conteniendo la rabia y las ganas de pelear de los trabajadores, frenando todo intento de autorganización y acción independiente que vaya más allá, no sea que la cosa se les desmadre con movilizaciones, piquetes y huelgas. Y mientras esto pasa, no nos olvidamos de los millones de euros que reciben como subvención del Estado y los otros tantos que se embolsan con las empresas que poseen o con los falsos cursos de formación que, no sin intención ni por arte de magia, se convierten en lujosas mariscadas en los mejores hoteles. Esta es la razón de ser de la burocracia sindical, ser el chaleco de fuerza que contiene, frena, divide y entrega la lucha de los trabajadores. Todo esto comienza a ser parte del debate, de la discusión y las conclusiones que la experiencia de los compañeros nos deja.

En este sentido se barajó la propuesta de ir trabajando para asistir a la próxima marcha de la dignidad en Madrid con una gran columna que represente y de lugar a los trabajadores y los conflictos que hoy se desarrollan a lo largo y ancho del Estado.

Siendo conscientes de no abarcar la totalidad de la riqueza que generó el debate saludamos y nos ponemos a disposición de toda iniciativa que como ésta sirva para que la lucha de los compañeros de Panrico-Coca Cola y de otros conflictos triunfe.

20140719_160758